Entradas

Sector industrial

El sector industrial, sobrecostes en potencia contratada generalizados

Las industrias requieren de un sistema eléctrico tarifario que se ajuste de manera adecuada al servicio que se esté desempeñando en sus espacios de trabajo. En ocasiones, sin embargo, los sobrecostes en facturas eléctricas a los que se tienen que enfrentar estas empresas suele ser mayor del esperado, debido a que no se ha contratado de forma correcta la potencia eléctrica o porque la tarifa elegida no está optimizada para el consumo real.

Según el balance que ha realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE), en relación al consumo energético en la industria española, se puede extraer como conclusión que éste representa un gasto cada vez más significativo en las empresas, sin importar el sector al que nos refiramos. Esto se debe a que el precio de la electricidad pen España no ha dejado de crecer, duplicándose prácticamente del 2005-2019.

El consumo de electricidad de las empresas, de acuerdo con los datos del IDAE, corresponde con más del 65% del consumo eléctrico total. Su importancia, por lo tanto, es vital y por ello se recomienda tener muy en cuenta este coste en el momento de adquirir una nave o comercio para desempeñar una actividad profesional.

Entre las que más porcentaje de suministro gastan, se encuentran la industria metalúrgica a la cabeza, seguido de las empresas del sector alimentario. La medalla de bronce se la lleva el sector químico y farmacéutico. Todas estas empresas podrían ser capaces de regular y moderar su consumo a través de sistemas de gestión energética, reducir sus gastos optimizando la tarifa eléctrica y por supuesto, como ya hemos mencionado en numerosas ocasiones, el valor de la potencia eléctrica contratada para evitar sobrecostes innecesarios.

El ahorro en costes eléctricos por optimización de la potencia eléctrica contratada

En tal caso, la desviación sobre el valor óptimo de la potencia eléctrica contratada en una empresa supone un factor de riesgo en el incremento del coste de la factura eléctrica y cada vez son más empresas que han experimentado un ahorro porcentual en los recibos gracias una pequeña acción como la de ajustarla a las necesidades reales que presenta cada empresa, en función del tipo de tarifa contratada y la demanda horaria de consumo eléctrico de la misma.

La optimización de la potencia eléctrica contratada proporciona ahorros inmediatos sobre la factura eléctrica. En el sector doméstico (<10kW contratados), el cambio se realiza mediante una llamada a la empresa comercializadora de luz, y su coste, en caso de bajada, ronda los 11€. En el momento en el que se activa esta bajada, el usuario puede ahorrar hasta 60€/año por cada kW que reduzca. Para contratos de >15kW de potencia contratada, el cambio puede conllevar adicionalmente gestiones técnicas, además de las administrativas, pero el ahorro en estos casos puede alcanzar varios miles de euros.

Las tarifas eléctricas en las industrias

Se recomienda que antes de seleccionar una determinada tarifa, ya sea por su precio inicial o porque se considera la más adecuada, se consulte a un experto para evitar posibles pérdidas por una mala elección . Los técnicos realizan un estudio energético previo para, a continuación, proponer la opción que mejor se adapta a la realidad o tipología de consumo eléctrico.

Las tarifas de electricidad donde el maxímetro es el valor de referencia suponen un método eficaz para paliar las carencias, ya que sirven para controlar la potencia máxima que se requiere durante un periodo determinado de la actividad que se está desempeñando. Una de las ventajas de este equipo es que proporciona al consumidor la información necesaria para poder optimizar el valor de la potencia eléctrica contratada.

En la actualidad, que una empresa se comprometa al ahorro de energía implica que también se preocupa por el medioambiente, puesto que contribuye, mediante una instalación eficiente, a mitigar los efectos contaminantes que se derivan de un mal uso o sobreexplotación en los recursos.

eficiencia energetica Sector-agroalimentario

Aspectos claves para ahorrar energía en el sector agroalimentario

El sector agroalimentario también puede presentar y aplicar medidas que contribuyan a un ahorro de energía. La industria de alimentación y bebidas se ha afianzado en los últimos años como el campo de mayor generación de empleo y producción en el país. Su favorable evolución durante los últimos años sitúa sus valores económicos por encima del 8% en exportaciones (datos del 2016). No obstante, el gasto eléctrico que generan sus plantas de trabajo puede llegar a causar verdaderas pérdidas monetarias.

Sea el trabajo que sea y la función que desempeñe, los usuarios tienen que buscar la eficiencia energética, esto es, ahorrar en consumo a través de la adquisición de dispositivos y aparatos electrónicos que generen suministro justo y necesario, sin causar pérdidas ni que operen por encima de sus posibilidades; y, por el otro, en consecuencia de los equipos que se disponen, reducir el importe a pagar en las facturas eléctricas del mes.

La eficiencia energética forma parte de una suma de medidas que han establecido las autoridades europeas para mitigar los efectos de la crisis climática irreversible que vive la actualidad a causa de la sobreexplotación de recursos como el petróleo, del cual se produce el  gas propano, entre otros gases licuados que se emplean para el consumo energético del hogar.

eficiencia energética

Recomendaciones para mejorar la eficiencia energética en las granjas

Una de las medidas más recurrentes para mejorar la eficiencia energética en este sector corresponde a la instalación de un buen aislamiento térmico que evite las pérdidas de energía innecesarias. De esta manera, se ahorra en calefacción, el sistema más caro de la factura eléctrica mensual, cuyo importe puede ascender al 50% del total del presupuesto del recibo.

El aislamiento atrapa por completo el calor y enfría las salas en épocas veraniegas. Esto se consigue fortaleciendo las ventanas con forros de aluminio o incorporando un segundo cristal. De este modo, no hay forma de que el aire del interior se escape, sino que se mantiene en el ambiente. Este sistema, además, contribuye al bienestar animal, un factor muy relevante a tener en cuenta que se debe garantizar para operar de manera óptima.

Otro consejo útil resuelve la necesidad de revisar la tarifa eléctrica contratada, con el objetivo de analizar y detectar acciones o sistemas que pueden estar ocasionando un importante desembolso innecesario. En este sentido, las compañías eléctricasdisponen de prestaciones especializadas para cada ocasión: desde naves de trabajo, viviendas, colegios. Sería cuestión de comparar ofertas y actualizar las tarifas para adaptarse a la revolución tecnológica.

Revisar la potencia eléctrica contratada podría contribuir a reducir de manera considerable la factura eléctrica, puesto que en ocasiones se encuentra por encima de nuestras posibilidades. También, mediante el cálculo de los diferentes aparatos que se conectan a la red eléctrica entre el dinero mensual que se paga en un recibo, también se puede determinar si es efectivo el tipo de tarifa que se dispone en el lugar de trabajo y, en caso negativo, orientarla o cambiarla hacia otra que promueva la sostenibilidad y se adapte de manera más eficiente a la labor diaria.

La iluminación supone otro de los problemas, sobre todo en el ámbito agroalimentario. Los operarios suelen trabajar en naves que se encuentran alejadas de las grandes ciudades, como áreas poligonales o en medio del rural. Esto provoca que se trate de lugares oscuros en los que apenas llega el contacto con la luz natural.

Por lo tanto, ya que las bombillas tienen que estar encendidas por horas, se recomienda el uso de la tecnología LED, de baja densidad, y cuya media oscila los 10 años, en comparación con las incandescentes. Su rendimiento puede reducir el 50% de la factura de luz, incluso más.

Sernoven pagar menos por la factura

Hemos realizado más de 200 estudios y conseguido 36000€ de ahorro anual en la factura de luz y gas de nuestros clientes.

Recientemente os enviamos un correo explicativo para ofreceros esta oportunidad fantástica para todos vuestros empleados. Después de pensar que, debido al confinamiento, casi todos tendríamos que irnos a trabajar a casa, el consumo de nuestra vivienda ha subido y se nos ocurrió lo siguiente:

reducir factura luz

REALIZAR UN ESTUDIO DE MERCADO CON LAS VIVIENDAS DE NUESTROS CLIENTES Y SUS EMPLEADOS PARA VER SI PAGAMOS LO JUSTO

NOS HEMOS SORPRENDIDO DE LO QUE LA GENTE PAGA POR LA ENERGÍA EN SUS CASAS. Aquel que no lo haya mirado nunca, seguramente tendrá una tarifa muy mala. Algunos ya lo hemos corregido y estamos disfrutando de un ahorro importante.

Por eso hemos peinado el mercado y conseguido un nuevo producto para contratar la electricidad y el gas natural a un precio muy competitivo.

Ejemplos reales:

Angel. 527€ de ahorro anual entre luz y gas


Javier. 213€ de ahorro anual en luz


Elena. 297€ de ahorro anual entre luz y gas


Alicia. 215€ de ahorro anual entre luz y gas


Jorge. 193€ de ahorro en luz

CONSIGUE TU ESTUDIO PERSONALIZADO Y EMPIEZA A AHORRAR EN TU FACTURA

La optimización de facturas es SIEMPRE una obligación para todos, más si cabe en estos momentos y con un precio de la electricidad y del gas natural cada vez más bajo.

Ah y por si fuera poco, podréis llegar a pagar 0€ por la luz y el gas, ya que este producto ofrece un sistema de recomendación que permite descontarse 1€ por cada cliente nuevo recomendado.

Si os interesara solo tenéis que hacernos llegar a gestion@sernoven.com la última factura de electricidad y gas natural, por las dos caras, y os decimos cuánto os ahorrarías.

ajustes de potencia coronavirus

AJUSTES DE POTENCIA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

En SERNOVEN somos conscientes de las dificultades económicas que están atravesando las empresas como consecuencia de la excepcional situación, viéndose en muchos casos obligadas a cerrar o a reducir drásticamente su actividad. Como medida extraordinaria, según el RD del 31/03/30, las empresas distribuidoras van a permitir realizar más de un cambio de potencia al año, de forma que los consumidores pueden reducir ahora sustancial y temporalmente su potencia, y con ello el coste importante en factura, y subirla de nuevo cuando la situación se normalice para reducir el importe de sus facturas de luz. No obstante, es muy importante valorar también los costes asociados a los cambios de potencia y otros factores que detallamos a continuación antes de tramitar cualquier cambio de potencia en suministros con tarifas 3.0A, 3.1A y 6.X, donde se sitúan la mayoría de las pymes.

Escenario de cierre de actividad por el coronavirus

Si el consumidor necesita reducir su potencia de forma drástica porque en este periodo no va a realizar su actividad, para que la reducción y posterior subida de potencia tenga el menor coste recomendamos hacer lo siguiente:

Mantener la potencia máxima que tiene contratada actualmente en el periodo de potencia más barato (P3 en las tarifas 3.0A y 3.1A y P6 en las taridas 6.1) y reducir el resto de las potencias al mínimo permisible según tablas Distribuidoras en función de los transformadores de medida de intensidad instalados. De esta forma, el coste de la bajada y posterior subida de potencia será el mínimo y no necesitará tramitar boletines de instalación ni certificados adicionales:

Escenario de mantener actividad a pesar del coronavirus– Ajustes de potencia

En caso de que el consumidor mantenga cierta actividad, pero necesite ajustar su potencia a la baja, le recomendamos lo siguiente:

En la medida de lo posible, mantenga la potencia máxima que tiene contratada en el periodo más barato, como en el caso anterior, o en el periodo que lo vaya a necesitar y ajuste las potencias de los otros periodos. De esta forma, al mantener en uno de los periodos la potencia máxima, el coste de bajada y subida de potencia sería igual que en el caso anterior y reduciría el coste mensual de su factura al reducir la potencia en los periodos en los que no la necesite.

Dicho todo lo anterior, puesto que los ajustes de potencia son ejecutados y validados por las Distribuidoras, desde SERNOVEN no podemos garantizar que bajadas de potencia por debajo de los valores mínimos permisibles según tablas Distribuidoras, sean aceptados. No obstante, estamos luchando para todos y cada uno de nuestros CLIENTES dichas bajadas donde el esfuerzo adicional de negociación con la Distribuidora se justifica por el sobrecoste adicional evitado en el término de potencia.

Es importante destacar que el posterior aumento de potencia se tiene que realizar con la suficiente antelación como para que cuando se retome la actividad no se incurra en penalizaciones por exceso de potencia. De lo contrario, el ahorro obtenido durante este tiempo se vería mermado e incluso podrían llegar a tener un sobrecoste adicional.

Por último, queremos destacar también que en SERNOVEN hemos tramitado ya las solicitudes de bajada de potencia para nuestros CLIENTES con la máxima urgencia posible. Estando todos ellos ya activados desde principios de abril.

asesoramiento energético

Por qué un asesoramiento energético profesionalizado nos genera siempre ahorro en tiempo y dinero.

Queremos empezar haciendo una reflexión sobre cómo debe ser un asesoramiento energético profesionalizado, uno que se precie. Para ello vamos a lanzar una serie de preguntas que nos llevarán a la conclusión que pretendemos sacar.

¿Qué hace falta para estar bien asesorado en cualquier materia empresarial que contemplemos?

Contar con alguien experto en la materia en cuestión que nos indique qué hacer en cada momento y que se siente en nuestro lado de la mesa para tomar decisiones conjuntamente, aquellas que más nos beneficien.

¿Cómo elegir entre las múltiples opciones y amplia oferta que pueda haber?

Para hacer un buen trabajo y con un resultado óptimo, es necesario tener un conocimiento profundo, pormenorizado y técnico de todos los puntos que son importantes para decidir en una empresa, desde el punto de vista operativo y estratégico. Ello solo lo consigue gente formada, especializada y técnica que sea capaz de atender cualquier cuestión relacionada con la materia sobre la cual necesitamos un asesoramiento profesional.

Estas dos preguntas que se contestan con sentido común nos llevan a la siguiente cuestión.

¿Es el asesoramiento energético una profesión?

La respuesta para nosotros está clara, razonémosla:  

Desde que el mercado energético se liberó, los costes no han parado de subir lo cual ha contribuido sobremanera como una preocupación más de los empresarios. A esto le añadimos la necesidad existente de ahorrar en consumo, pues como ya hemos explicado en múltiples ocasiones, la reducción de costes se consigue por la vía del abaratamiento en la materia prima y la reducción de su consumo, como es lógico en cualquier proceso que contemplemos. En nuestro caso, la necesidad de reducir en consumo, más allá de cuestiones económicas, viene dada por “imposiciones políticas” cada vez más exigentes que nos “obligan” a ello y aunque hoy aún lo debamos entrecomillar, mañana probablemente no tengamos que hacerlo pues será una imposición real, ya que el planeta pide un cambio en el modelo energético que pasa por una imperiosa reducción del consumo.

Tradicionalmente el asesoramiento energético estaba falto de profesionales

En un sector tradicionalmente poco profesionalizado y es necesario que exista una evolución hacia la profesionalización del mismo. Un correcto y completo asesoramiento energético debe estar respaldado por un conocimiento integral y exhaustivo que persiga los objetivos por las dos vías comentadas en el párrafo anterior: consumo energético y coste energético. Sin embargo aún hoy día está lejos de ser así. Pongamos un par de ejemplos de sectores ya altamente profesionalizados de manera tradicional para entender de lo que estamos hablando: un asesor fiscal no podría desempeñar completamente su labor sin conocer la última legislación en materia fiscal o sin saber contabilidad empresarial. Un asesor legal integral no podría asesorar en todo aquello que afecta legalmente a la gestión empresarial sin conocimiento profundo en materia mercantil y laboral (asumiendo que para la parte fiscal ya existe el anterior). Por poner un último ejemplo, un asesor de seguros no puede asesorar ante un siniestro de cualquier tipo donde contemos con las coberturas de un seguro si no conoce los entresijos de los seguros más comúnmente contratados por empresas (como el de responsabilidad civil, de autónomos, médico o incluso de vida) y cómo enfocar un parte para conseguir cobrar una indemnización. De ahí que, atendiendo este ejemplo, diferenciamos entre un bróker de seguros y una asesoría.

Conclusión y lo más importante, decisión a contratar a un profesional que se paga solo sus honorarios.

Con este artículo pretendemos poner de manifiesto la necesidad de contratar cubrir el mercado con asesoramiento energético profesionalizado, pues la diferencia en el resultado para los empresarios es notoria entre un asesor profesional y uno que no lo sea. Por otro lado, para contar con un profesional hay que estar dispuesto a pagarle y asumir ese coste, el cual siempre acabará cubriéndose con el resultado que el profesional consiga, al igual que el resto de ejemplos que hemos mencionado. Si lo analizamos en frío, el ahorro en tiempo y en dinero que nos genera un buen asesor se materializa de manera automática. Por el contrario, todo aquel que solamente se dedique a proponer la contratación de un servicio o venta de producto es un mero comercial y no un asesor. Esta aseveración es igualmente válida para cualquiera de los ejemplos que hemos venido mencionando. Por ello, y con esto concluimos nuestra exposición, estamos convencidos de que la proliferación de buenos asesores energéticos está en proceso e incluso deberá llegar el momento en el que exista una homologación de conocimientos de base que regule y controle el intrusismo en la práctica de esta profesión, como en cualquier otra. Por poner un ejemplo de este problema, el asesoramiento energético en valencia ha sido durante años un servicio con mala imagen, poco profesionalizado y con casi ninguna garantía de aportar un valor real. Las cosas afortunadamente están cambiando para los empresarios, en este sentido.

asesoramiento-energetico-valencia

Asesoramiento energético y cómo ahorrar un 30% sin pestañear en la contratación energética en un mercado ya liberalizado y saturado.

El asesoramiento energético obliga entre otras cosas a revisar los contratos de energía, las condiciones firmadas, la potencia contratada y algunos factores más que pueden provocar sobrecostes si no se tienen en cuenta.

Revisando la contratación de 10 empresas con un consumo medio, ya sea de electricidad o gas, detectaremos diferencias en lo que algunas empresas pagan en sus facturas energéticas respecto a otras. Pero lo más sorprendente es que en un mercado liberalizado y supuestamente lleno de competencia, seguimos encontrando empresas que, además de tener la potencia desajustada y asumir un sobrecoste por ello, pagan la energía a unos precios por encima de la media del mercado. Si encontramos que estos puedan estar un 10, incluso un 15% por encima de dicha media, llegamos a la conclusión de que la desinformación combinada con las malas ofertas comerciales o incluso malas prácticas en la captación de clientes lleva a las empresas a asumir costes energéticos excesivamente elevados.

¿Qué se puede detectar mediante el asesoramiento energético? Os presentamos algunos ejemplos.

Últimamente en Sernoven hemos venido realizando servicios de asesoramiento energético donde creamos diversos análisis de facturación que desean que les revisemos sus condiciones y hemos detectado algunas ineficiencias como las siguientes:

  • Ofertas realizadas para tarifas 3.0A con un único precio para los 3 periodos.

Existen en estas tarifas 3 franjas horarias, hecho que permite a las distribuidoras gestionar el uso de la red fomentando una distribución temporal más equitativa del consumo, abaratando así el coste por kWh en franjas donde su uso sea inferior. ¿Qué ventaja puede tener entonces tener un único precio para el cliente en todas esas franjas? ¿Quizás la comprensión de la factura sea más sencilla? ¿Es esta ventaja suficiente como para prescindir de las ventajas de tener los 3 precios con todo lo que ello conlleva? La respuesta es un NO rotundo, pues el cliente acaba asumiendo sobrecostes que pueden oscilar entre un 10 y un 20% por encima del coste acorde a su consumo real por franja, tal como hemos analizado.

  • Ofertas realizadas con supuestos descuentos elevados.

Estos descuentos se aplican solo sobre el término de energía, es decir, sobre el precio por kWh al que nos venden la energía y no sobre la factura total, como nos inducen a pensar aquellos que nos presentan estas ofertas.  Además de esto y lo más importante es que dichos descuentos están aplicados sobre una tarifa base literalmente “inflada”, es decir, muy por encima de la media del mercado. El resultado final es que no existe descuento real, es más, muy probablemente el cliente esté pagando un precio resultante algo por encima del mercado después de ser aplicado el descuento y asuma el riesgo de que cuando el contrato llegue a vencimiento, el descuento se elimine y acabe pagando un sobrecoste equivalente al descuento caducado, por ejemplo, uno 15% o incluso un 30%, como nos hemos encontrado en ocasiones.  

  • Ofertas realizadas con precios de potencia por encima del precio estipulado en BOE.

En este caso hablamos del término de potencia, cuyos precios vienen regularmente estipulados por BOE. Sin embargo muchas empresas ofertan a precios por encima de BOE para generar más margen comercial que pueden destinar internamente o repartir con agentes comerciales freelance que tienen contratados para captar mercado. Aquí la diferencia no es tan notoria, pues sobre todo sucede en tarifas de consumo medio como las 3.0A. En una tarifa 6.1A sería mucho más visible y por tanto, rara vez se produce. Sin embargo volviendo a las 3.0A, podemos hablar de alrededor de un 5% de sobrecoste sobre el precio BOE. Todo suma…

  • Precios en energía con un 30% por encima del precio del año anterior.

En este caso la comercializadora aplica un precio de renovación muy por encima de la media del mercado, llevando al cliente a pagar unos precios totalmente desorbitados sin motivo aparente. Hemos observado varios casos en los que el cliente no advertía de este cambio unilateral de precios y éramos nosotros mismos los que informábamos al cliente. Concretamente uno de ellos el cliente reaccionó rápidamente y pudimos revertir la situación. Otro ejemplo real es el de un cliente que no contestó a nuestras insistentes comunicaciones advirtiéndole de la situación y esto le llevó a un sobrecoste del 23,5% durante los meses de inadvertencia.

  • Facturación de potencia estimada, por encima de la demandada.

Esta situación se da cuando existe una anomalía en el contador y este no envía correctamente las lecturas de maxímetros, bien por avería en este o en las propias telecomunicaciones. La distribuidora en este caso estima las potencias aplicando el principio de máximos ante la imposibilidad de poder reparar el contador por no establecer contacto con el cliente. Este ve entonces en una situación en la que paga el máximo de potencia contratada durante todos los meses que la distribuidora considere unilateralmente, pues nadie excepto la distribuidora advierte la anomalía. No olvidemos que es la comercializadora es la que aplicará en factura lo que la distribuidora determina, por tanto, realmente se le paga a la comercializadora y no a la distribuidora este exceso. Independientemente conlleva un sobrecoste importante, ya que el cliente paga, no acorde a la potencia real demandada, sino a la potencia que la distribuidora considera que, como en el caso de las otras anomalías, suele ser por encima de la que el cliente realmente necesita. Bastaría con revisar el histórico de consumos y potencias del cliente para darse cuenta y así poder realizar una estimación más realista.

Todos estos son ejemplos reales detectados a raíz de un asesoramiento energético en valencia, clientes que han sido analizados y que se han visto en algún momento en cualquiera de estas situaciones, asumiendo un sobrecoste durante mucho tiempo que, una vez corregido, les generó el consiguiente ahorro. Es por ello que tanto insistimos en el concepto de que el ahorro en costes energéticos se basa muchas veces en el dinero que dejamos de pagar más que en el ahorro puro entendido como una reducción absoluta en el coste de la factura. Una combinación de factores anómalos nos aleja de la optimización energética y puede llevarnos a generar sobrecostes totales del 20 incluso el 30% en facturación.

El asesoramiento energético, la clave del ahorro en contratación energética

En resumen, es muy importante el asesoramiento energético para entender una factura energética para saber lo que hemos contratado y revisar bien que cada concepto esté correctamente facturado. Para ello debemos conocer el mercado y saber que tenemos un contrato justo y competitivo en tarifas, la potencia bien ajustada y nos están facturando bien. Si no entendemos o no tenemos el tiempo es conveniente contratar los servicios de un asesor energético que sí conozca el sector y demuestre que las cosas se están haciendo bien, es decir, disfrutamos de la optimización energética al menos según lo que contratamos y por tanto nuestro objetivo es simplemente mantenerla. De lo contrario, podemos vernos en las situaciones que se han visto los clientes que han vivido cualquiera de los ejemplos anteriores.

ahorro-de-costes-energeticos

Alejandro Chirivella CEO de SERNOVEN SOLUTIONS, nos da a conocer en CV Radio cómo ahorrar costes energéticos.

El pasado 21 de Octubre con motivo de la celebración del Día de la Eficiencia Energética, se realizó un monográfico en el programa la tarde con Marina en el que pudimos conocer algunas de las claves para ahorrar en costes energéticos de la mano de Alejandro Chirivella. Al programa asistieron Fernando Martínez en representación de SCENTIA ALLIANZ y el propio Alejandro, además de por supuesto Marina como presentadora y moderadora.

Las redes sociales se activaron al escuchar que existen 4 posibles nichos de ahorro en una factura, cuando en general a las personas les cuesta identificar uno de ellos, asumiendo la factura energética como un mal necesario que hay que pagar para poder seguir produciendo.

También se habló de que el ahorro no solamente se produce por acciones puntuales, sino por la continua revisión de los parámetros ya que de otro modo, el ahorro se convierte en desahorro al producirse desvíos sobre lo que ya está optimizado y ha producido un ahorro inicial.

Los 4 nichos para reducir los costes energéticos

  • En materia de instalaciones, hablamos de ahorro en consumo, que es diferente al ahorro en coste por kWh consumido y aunque todo va a lo mismo, generar una reducción de costes energéticos en la partida de energía, se aborda de manera distinta.
  • En el caso del suministro hay que conocer el mercado y tener mucha experiencia en desgranar facturas, saber cómo se debe facturar y así poder identificar los nichos y, en su caso, posibles errores en facturación que en el 95% nos provocan un perjuicio a los consumidores, para luego proceder a la reclamación y devolución de los importes cobrados indebidamente.
  • Respecto al ahorro en consumo, es decir, gracias a las acciones acometidas sobre las instalaciones, se puede ahorrar grandes cantidades de dinero gracias a la correcta gestión delas inversiones que hacemos, teniendo en cuenta cuál es el resultado previsto en términos de coste energético y velar por que se cumpla a posteriori, una vez implementada la solución y verificado su resultado. Una correcta decisión ahorra dinero, antes de la inversión, durante el proceso de compra y después con la gestión y el consumo energético.
  • La sustitución de equipos viejos por nuevos, incrementa automáticamente la eficiencia energética pues los fabricantes hoy día apuestan todos por el desarrollo tecnológico enfocado hacía la sostenibilidad y reducción de consumo. Esto es algo a lo que se puede llegar fácilmente, sin embargo lo difícil es diseñar la solución más eficiente en su conjunto, pues a menudo las ineficiencias no están en los equipos sino en todo lo que se implementa alrededor de estos. Un correcto diseño desde el punto de vista de la eficiencia garantiza resultados, reducción de consumo y un retorno de la inversión en el menor tiempo posible. Esto permite trabajar siempre contra resultado, es decir, contra ahorros energéticos bajo la premisa: “mínima inversión, máximo ahorro”.

La necesidad de que profesionales del ahorro y la eficiencia acompañen a profesionales de cada sector en la mejora continua de la eficiencia es cada vez mayor, pues la complejidad crece con la pormenorización de las medidas. Por ello es muy positivo contar con un equipo que entienda de cada disciplina donde exista un potencial de ahorro energético.

Para ampliar la información se puede escuchar directamente el podcast en

https://www.ivoox.com/43323416
El-autoconsumo-fotovoltaico-en-empresas

Los 5 beneficios del autoconsumo fotovoltaico en empresas.

El autoconsumo fotovoltaico en empresas. Planteamos los 5 beneficios más importantes de esta apuesta.

Como venimos comentando en pasadas comunicaciones, el Autoconsumo fotovoltaico en empresas está tomando cada vez más fuerza a nivel nacional desde que el gobierno de Pedro Sánchez decidiera regularlo con el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril. Y es que apostar por el autoconsumo fotovoltaico en empresas no es una opción hoy día, más bien debería ser algo que hiciera toda empresa de cualquier sector, que disponga de superficie suficiente para plantear un proyecto rentable, algo muy sencillo de conseguir.

1.El primero y más importante es la rentabilidad

Hoy en día los proyectos se están amortizando entre 5 y 7 años. Mientras la electricidad siga a precios desorbitados, por mucho que nos quieran vender que nos encontramos en un periodo bajista del mercado eléctrico, seguimos pagando muy caro el coste de comprar cada kWh a la red pública, siendo el mercado español de los más caros de Europa. Este hecho afecta positivamente a la amortización de cualquier inversión en Autoconsumo Fotovoltaico realizada por una empresa. Añadido a esto se suma el hecho de que el precio de los módulos fotovoltaicos ha bajado considerablemente en los últimos años, pero la tecnología ha mejorado en la misma consideración, haciendo estos más eficientes que nunca y por tanto incrementando su capacidad productora de electricidad. Ambos hechos mejoran la rentabilidad de los proyectos. Por ello concluimos que cualquier proyecto de autoconsumo fotovoltaico en empresas es rentable y más en zonas cálidas con alto nivel de irradiación solar como es por ejemplo la provincia de Valencia.

2. El segundo beneficio es la independencia energética

Instalándonos una planta fotovoltaica para producción de autoconsumo nos hacemos más independientes energéticamente hablando, quedándonos al margen de la volatilidad de precios con tendencia alcista a largo plazo. Todo ello nos aporta una mayor capacidad de maniobra y control de costes energéticos, pensando en que la proporción de energía que estamos produciendo y autoconsumiendo, no solo es gratis sino que siempre la vamos a tener disponible.

3. El tercero la mejora en la calificación energética

Con el Autoconsumo Fotovoltaico nuestra calificación energética mejora, pues parte de la energía necesaria para llevar a cabo nuestra actividad viene claramente de una fuente inagotable y renovable, lo cual afecta muy positivamente por la reducción de emisiones de CO2 equivalente. Los beneficios económicos se ven a la hora de alquilar o de vender cualquier instalación que esté dotada con autoconsumo fotovoltaico, en este caso. 

4. La mejora de imagen

Cualquier instalación que esté produciendo energía de manera propia para ser autoconsumida a través de fuentes de energía renovable, proyecta una imagen de empresa moderna, respetuosa con el medio ambiente y con la sociedad, lo cual siempre va a redundar en un mejor posicionamiento como empresa ecológica, un valor hoy día cada vez más buscado entre el público objetivo de cualquier sector o ámbito.

5. La contribución positiva al medioambiente y a la sociedad.

Esta contribución al medio ambiente y a la sociedad viene de vuelta a las empresas en forma de fidelización de los clientes existentes o atrayendo nuevos, al menos aquellos que sean sensibles a este tipo de acciones, dentro de un segmento creciente en la sociedad.

Por estas principales razones que sin dar muchas vueltas hemos encontrado, creemos necesario plantearse seriamente para el año 2020 realizar la apuesta definitiva. Puede ser un planteamiento de arranque, pues otro beneficio del Autoconsumo respecto a otras instalaciones energéticas es su carácter modular permitiendo su crecimiento en función de las necesidades que se planteen en cada momento. Es decir, podemos empezar hoy con una instalación de un tamaño más reducido e ir incrementándola progresivamente dotándola de más elementos de captación o incluso de acumulación en función de las necesidades y/o de la evolución tecnológica para rentabilizar al máximo la instalación, la cual va creciendo respecto del proyecto inicial.

Sernoven-eficiencia-energetica-valencia

Las tarifas más ineficientes del mercado: la 2.1 y la 3.1

En estos años de asesoramiento hemos concluido que acorde a la tarificación del mercado existen 2 tarifas que perjudican al cliente en cuanto al coste, tal como está la normativa en contratación de potencia. Estas son las tarifas 2.1 y 3.1.

Existen muchas empresas que se encuentran en esta situación y también existe la manera de cambiarla, aunque en ningún caso se está exento de un proceso más o menos tedioso con la comercializadora y la distribuidora eléctrica del cliente. Es la comercializadora la que media para realizar el trámite y la distribuidora la que marca los requisitos normalmente acorde a normativa, para que se pueda llevar a cabo el cambio.

En esta noticia nos centraremos en el cambio de 3.1 a 6.1 ya que es el más complejo de ambos y también el que mejores resultados absolutos revierte.

A continuación enumeramos los requisitos mínimos para que no se nos complique la gestión y así podamos obtener un resultado óptimo.

  1. El Centro de Transformación debe ser de potencia superior a 500KVA para que IBERDROLA no exija la construcción de uno nuevo, pues en tal caso la inversión sería demasiado alta y por tanto se lleva consigo la rentabilidad del cambio.
  2. EL consumo es recomendable que sea superior a 1.000.0000 kWh/año
  3. La energía en 6.1A es más barata y la forma de facturar el término de potencia en 6.1A favorece a las empresas con un menor coste, siempre y cuando haya volatilidad en los consumos.
  4. El ahorro en el Término de Energía está en torno a 15.000 € para un consumo como el que hemos comentado anteriormente. El ahorro en el término de potencia depende de la estacionalidad, es decir, de cómo están repartidos los consumos a lo largo de todo el año, pero podemos hablar de entre el 3 y 5%.
  5. Este tipo de cambios aplica a empresas dentro del sector hotelero, así como el sector Hortofrutícola, Comunidades de Regantes, Centros Deportivos y en definitiva cualquier empresa con tarifa 3.1A un consumo anual mínimo de 1GWh/año y una potencia en centro de transformación mínima de 500KVA.

Además de lo anterior, será necesario realizar una serie de pasos y trámites entre los cuales los principales son estos:

  1. Apertura de expediente en la distribuidora.
  2. Recepción de la distribuidora de la carta de condiciones técnico-económicas
  3. Se realizan los pertinentes cambios de medida y a veces en la acometida
  4. Un instalador debe realizar los cambios coordinándose con la distribuidora.
  5. Se cierra el expediente con la distribuidora
  6. En ese momento el CLIENTE firma nuevo contrato en 6.1A con la comercializadora
  7. Solicitud subida que supone el cambio a 6.1A) mediante la comercializadora
  8. Presentación a la comercializadora de la documentación administrativa adicional preceptiva: Boletín Eléctrico, acta de puesta en marcha de CT, etc. esta documentación se envía posteriormente a la distribuidora.
  9. Validación por parte de la Distribuidora, momento en el que se produce el cambio de facto.

Las trabas más importantes con las que nos encontramos se deben fundamentalmente a la lentitud del proceso en general y a los problemas que suele poner la subcontrata de la distribuidora para validar los cambios. Los requisitos que se piden y documentación de boletín, proyecto etc., son insalvables y muchas veces no están disponibles por lo que hay que realizarlos de nuevo.

Todo ello hace que esta actuación solamente sea recomendable llevarla a cambio si el ahorro previsto por ello compensa, estimado este en unos 15.000€ anuales para un consumo de 1 GWh/año. 

En definitiva, se trata de una gestión que requiere conocimiento técnico de las instalaciones, así como del mercado energético, paciencia y muy probablemente algo de inversión, sin embargo revierte en ahorros con el tiempo y por ello resulta rentable. Cabe ponerse en manos de alguien que conozca bien los pasos y ya se haya enfrentado a ello varias veces, para así garantizar un resultado óptimo.

Sernoven-autoconsumo-fotovoltaico

Autoconsumo fotovoltaico: cómo ahorrar en la empresa por la potencia contratada.

Muchos dirán que somos unos temerarios, pero creednos, sabemos de qué hablamos. Para empezar demos unas pinceladas para entender cómo funciona la factura eléctrica, la parte referida al término de potencia en España.

Tal y como está actualmente estructurada la factura eléctrica en España para potencias contratadas de más de 15kW, la potencia se tarifica según el periodo en que se consume. Hablamos de las famosas tarifas de 3 periodos o franjas horarias, 3.0A y 3.1A. Pues bien, lo que en realidad se factura en cada franja horaria depende del valor máximo de potencia según los registros mensuales del contador. Luego ese registro se compara con la potencia que figura en contrato y según eso se establece la potencia a facturar según unas sencillas fórmulas.

INSTALACIÓN DE UNA PLANTA DE AUTOCONSUMO FOTOVOLTAICO PARA PRODUCCIÓN PROPIA

Entendido esto, hablemos de lo que pasa cuando decidimos instalar una planta de autoconsumo fotovoltaico para producción propia. Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico representan un ahorro potencial por la parte de consumo energético. Ahora hablamos del término de energía tal como se factura en España.

Al producir electricidad, ahorramos kWh en consumo. Sin embargo, y aquí está la clave del plus de ahorro, también podemos ahorrar una cantidad nada despreciable en el término de potencia (kW contratados o potencia contratada).

Hay que tener en cuenta que un solo día del mes de baja producción fotovoltaica por ejemplo porque salga nublado, puede echar por tierra cualquier ajuste a la baja, si este coincide con el día donde el registro de contador es máximo. Aún no existe experiencia en esto, pero nuestra apreciación al respecto en el autoconsumo fotovoltaico en empresas es que merece la pena intentarlo, sin obviar en qué zona tenemos nuestra producción; allí donde la producción diaria está casi garantizada en la mayor parte de los días del año, será más interesante.

Por otro lado, del mismo modo y para consumidores mayores, con tarifas de 6 franjas horarias, las llamadas 6.1A, la cosa cambia. Para determinar el coste del término de potencia se comparan todos los valores de potencia medidos cada cuarto de hora durante todo el mes y en cada franja horaria o periodo. Esto se compara con la potencia contratada y a través de unas fórmulas más complejas de calcula el importe a facturar. En periodos de baja producción para autoconsumo fotovoltaico, como por ejemplo, los días nublados de los que hablábamos, no se penaliza apenas en el coste final lo cual permite un ajuste de la potencia contratada que derivará con total seguridad en un ahorro mayor y una consiguiente reducción del plazo de amortización del proyecto de autoconsumo fotovoltaico.

CASO REAL

Y para muestra un botón, en la gráfica adjunta se observa para el 20/06/19, en un CLIENTE real, las siguientes curvas de potencias cuarto-horarias:

– consumo actual de potencia de la red (naranja)

– producción fotovoltaica (100kWp, azul)

– demanda de no haber existo la planta fotovoltaica (gris).

Se aprecia claramente como en las horas de máxima demanda energética, es decir, de 12:00 a 17:00, la planta  de producción fotovoltaica permite reducir los valores de potencia cuarto-horaria demanda de 60-70kW a 10-20kW con el ahorro que ello permite. Es decir, reducimos la potencia contratada.

El ahorro adicional en este CLIENTE previsto por el ajuste de potencia y confirmados los resultados los 3 primeros meses, permitirá un ahorro anual adicional de 7.000€/año, lo que reducirá la amortización de la inversión 2 años, dejándola en finalmente 6-7años.

SERNOVEN dispone de experiencia demostrable y casos de éxito en el análisis previo de la potencia óptima con autoconsumo, tramitación, seguimiento y verificación de ahorros obtenido mediante monitorización adaptada para el registro de valores de potencia de la planta en tiempo real y con ello la reducción del plazo amortización de la inversión en una planta de autoconsumo.