Compra energía a precio fijo o a indexado

Recientemente las compañías comercializadoras eléctricas están apostando por ofertar a precio indexado, ya que existe una creciente demanda por este tipo de oferta. No es de extrañar, ya que tradicionalmente el precio indexado siempre ha supuesto una manera de contratar la energía más económica de la luz.

¿A qué se debe esto?

Para entenderlo podemos establecer una comparación con el sector bancario. El interés fijo ofertado por un banco a la hora de contratar un crédito hipotecario incluye unos costes de desvíos, así como el riesgo de fluctuaciones que supongan pérdidas a quien vende. Es decir, un precio fijo supone un riesgo para el que lo ofrece, dicho riesgo en forma de sobre coste, llamémosle, garantía, está incluido en el precio que pagamos finalmente, sea el interés fijo en el sector bancario, o la tarifa a precio fijo, en el energético. Al comprar a precio indexado, asumimos nosotros ese riesgo, por lo tanto cabe pensar que será más económico a medio plazo. Teniendo en cuenta que los contratos se firman por un año, el riesgo es despreciable.

 

Que no nos den duros a 4 pesetas

No obstante, el precio indexado es interesante siempre que no nos cobren unos costes de comisión elevados, también llamados costes operativos o fee. El coste razonable para una PYME se sitúa entre 3 y 4 €/MWh de compra (consumo estimado desde la lectura del consumidor o contratador). Naturalmente esto siempre va supeditado al consumo. Por lo general, la oferta por parte de la comercializadora mejora a mayor consumo.

No tenemos por qué entender del mercado energético. Busquemos para ello a un buen asesor energético que nos indique y nos garantice que estamos pagando lo correcto y sobretodo, que estamos optimizados frente a nuestra competencia.

(Visited 116 times, 1 visits today)