Entradas

El precio de la electricidad en marzo 2018

El precio de la electricidad baja en marzo 2018, gracias a las energías renovables. La bajada de precio de la electricidad en marzo de este año se debe principalmente a los numerosos días de viento que han favorecido la generación de energía renovable y con ello su aportación al precio de casación final de la electricidad.

¿Acerté firmando un contrato de suministro a pool en vez de precio fijo para el 2018?

El coste final de la luz ha sido más barato en el mes de marzo al tener un coste menor el kilovatio-hora (kWh) en el mercado eléctrico. OMIE, valor empleado por las comercializadoras para los contratos referenciados al precio indexado, cerró marzo 2018 con un precio medio horario de 0,0418€/kWh frente a los 0,05488€/kWh de febrero 2018.

En la gráfica arriba (Fte. SERNOVEN) se muestra la evolución del precio mensual OMIE (en €/MWh) del 2015 -2018 observándose como el 2018 está teniendo un comportamiento mejor que el 2017.

Los consumidores, tanto empresas  como particulares tenemos la opción de contratar la energía eléctrica de diferentes maneras. Las más comunes son, por un lado la de pactar un precio fijo durante un periodo concreto que suele ser un año, de manera que el precio de la electricidad se mantendrá durante dicho periodo invariable ante la volatilidad del llamado pool eléctrico[i], donde se compra y vende la energía diariamente. Por otro lado existe la opción de comprar la energía eléctrica a precio indexado, es decir, fijado éste con base horaria en el susodicho pool. Esto supone en definitiva que, o bien contratamos con una comercializadora eléctrica el precio sin variaciones a un año vista o bien con variaciones casi en tiempo real. Por lo tanto ¿qué nos conviene? ¿Cómo saber si es mejor el precio fijo o el precio indexado del pool? A tenor de lo sucedido y explicado anteriormente, la situación actual no hace sino confirmar para aquellos consumidores que optaron por firmar a precio indexado lo acertado de la decisión.

El 2018 se presenta como favorable para el precio indexado aunque el 2017 fuera un año no demasiado benigno en comparación con el 2016 que fue excelente. La evolución para abril 2018, uno de los meses donde históricamente el precio de la electricidad es más bajo, es también muy positiva. Es muy posible que terminemos el mes con un precio por debajo de los  0,040€/kWh, lo cual refuerza una vez más la ventaja competitiva de los contratos a precio indexado frente a los contratos a precio fijo.

En términos generales si realizamos una comparativa de entre fijo e indexado desde que existe la modalidad, ganaría el indexado sin lugar a dudas, motivo por el cual, las compañías que compran con el debido asesoramiento una vez deciden pasar a precio indexado su modelo de compra, no cambian nunca.

Con todo lo anterior, dado el carácter cambiante del mercado eléctrico y sus innumerables variables es necesario analizar en profundidad el comportamiento del mercado antes de tomar cualquier decisión motivada por las supuestas ventajas de mantener un precio constante durante todo el año que nos presentan las comercializadoras o sus agentes pues la decisión puede llevarnos a ineficiencias de compra y desvíos presupuestarios, considerando una base anual de referencia. De esta manera se realza la figura de un especialista profesional que realice el análisis con perspectiva y de manera pormenorizada y brinde información veraz e imparcial al decisor de compra de electricidad.

[i] “El pool es la denominación que los actores del sector energético dan al mercado mayorista de la electricidad. En este mercado, regido por el operador Omel, la electricidad se compra y se vende diariamente”                                           

Fte. http://www.expansion.com/2009/07/17/opinion/llave-online/1247863275.html.

precio de la electricidad

Precio de la electricidad: subida 2017-2018

La subida del precio de la electricidad en 2017 llegó en torno al 31%. También, a finales del 2017 y desde algunos sectores interesados, algunas comercializadoras, se trasladó al mercado la idea de que la subida continuaría y por eso era mejor contratar la electricidad a precio fijo en vez de a pool, también llamado precio indexado, para evitar sustos.

Como suele ser habitual, salvo para los profesionales del sector, la información suele ser sesgada y lleva a confusión a los consumidores energéticos. Por ello, desde SERNOVEN consideramos necesario puntualizar lo anterior:

  • El dato de la subida del precio de la electricidad es cierto pero solo respecto al 2016, que fue el mejor año de la serie histórica de precios energéticos desde el 2011 y para la parte de mercado libre, ya que la parte de la factura energética que incluye los costes regulados, no sufrió grandes cambios. Es decir, la electricidad en el mercado de compra/venta llamado OMIE, cerró el 2015 en 0,05027€/kWh, en 0,03963€/kWh en el 2016 y en 0,05221€/kWh en el 2017. Esto representa una subida aproximada, para un consumo eléctrico anual de 100.000kWh, de 210€+IVA respecto al 2015 y de 1.380€+IVA respecto al 2015.  El incremento de precios energéticos es significativo respecto al 2016 porque éste fue un año excelente, el mejor desde el 2011:
2011201220132014201520162017
PRECIO OMIE

(€/kWh)

0,049920,047260,044200,041970,050270,039630,05221

Tabla evolución del precio indexado desde 2011

  • Por tanto, concluimos que el incremento porcentual sobre la factura energética final, teniendo encuentra que los costes energéticos regulados no cambiaron significativamente, osciló en torno al 20% respecto al 2016.

Por la forma en la que las comercializadoras energéticas compran la electricidad y calculan el precio de sus ofertas a los consumidores, los contratos a precio indexado han sido hasta el día de hoy más atractivos con base anual que a precio fijo,  salvo casos en los que por estrategia de captación la comercializadora, se decida asumir unos precios fijos especialmente bajos.

Todo apunta a que este escenario se mantendrá indefinidamente, y se intuye a raíz de esto que las comercializadoras rentabilizan mejor los contratos de suministro a precio fijo, como norma general.

  • Existe un mercado energético a futuros donde se negocia la compra futura de electricidad cerrando precios para un periodo venidero. Dicho mercado llamado OMIP, prevé que el 2018 termine entre 0,050-0,055€/kWh, siendo éste un precio muy parecido al 2017.
  • Es innegable que la subida del precio de la electricidad en España es alta y la culpable de esto es fundamentalmente la parte regulada. La parte variable representa en torno al 40% del precio final y sus oscilaciones son relativamente estables y lógicas según la aportación de las energías renovables en la producción de cada día.

Por todo lo anterior, si no se tienen profundos conocimientos del mercado energético y se consume una cantidad de energía suficientemente importante, es recomendable  ponerse en manos de profesionales antes de tomar decisiones con falta  de información o información desvirtuada, a la hora de realizar una correcta contratación de suministro eléctrico.

Compra energía a precio fijo o a indexado

Recientemente las compañías comercializadoras eléctricas están apostando por ofertar a precio indexado, ya que existe una creciente demanda por este tipo de oferta. No es de extrañar, ya que tradicionalmente el precio indexado siempre ha supuesto una manera de contratar la energía más económica de la luz.

¿A qué se debe esto?

Para entenderlo podemos establecer una comparación con el sector bancario. El interés fijo ofertado por un banco a la hora de contratar un crédito hipotecario incluye unos costes de desvíos, así como el riesgo de fluctuaciones que supongan pérdidas a quien vende. Es decir, un precio fijo supone un riesgo para el que lo ofrece, dicho riesgo en forma de sobre coste, llamémosle, garantía, está incluido en el precio que pagamos finalmente, sea el interés fijo en el sector bancario, o la tarifa a precio fijo, en el energético. Al comprar a precio indexado, asumimos nosotros ese riesgo, por lo tanto cabe pensar que será más económico a medio plazo. Teniendo en cuenta que los contratos se firman por un año, el riesgo es despreciable.

 

Que no nos den duros a 4 pesetas

No obstante, el precio indexado es interesante siempre que no nos cobren unos costes de comisión elevados, también llamados costes operativos o fee. El coste razonable para una PYME se sitúa entre 3 y 4 €/MWh de compra (consumo estimado desde la lectura del consumidor o contratador). Naturalmente esto siempre va supeditado al consumo. Por lo general, la oferta por parte de la comercializadora mejora a mayor consumo.

No tenemos por qué entender del mercado energético. Busquemos para ello a un buen asesor energético que nos indique y nos garantice que estamos pagando lo correcto y sobretodo, que estamos optimizados frente a nuestra competencia.