Entradas

ayudas eficiencia energetica Ivace

Nuevas ayudas a la eficiencia energética del ivace para el 2021

Este año el IVACE ya tiene lanzada su convocatoria de ayudas enfocadas a la sostenibilidad y la eficiencia energética y, siendo mucho más generosa que la del 2020, también es más exigente en cuanto a los requisitos.

SERNOVEN ha tramitado ya numerosas ayudas para sus clientes, consiguiendo financiación y/o importes a fondo perdido para la realización de proyectos de diferente índole, desde autoconsumo fotovoltaico, iluminación eficiente, climatización o frío industrial. 

Este artículo resume las condiciones de la solicitud para este año donde se ve claramente que conviene realizar la solicitud cuanto antes, pues la clave no es el plazo como en otros años sino el importe a solicitar y los fondos disponibles. Las ayudas se asignarán por orden de presentación de la solicitud y mientras siga habiendo fondos disponibles. El plazo de solicitud vence el 31 de Julio del presente año.  

Condiciones de la Ayuda:

  • Los costes correspondientes a actuaciones preparatorias que sean necesarios para presentar la solicitud o llevar a cabo las correspondientes inversiones, como pueden ser proyecto, memorias técnicas, certificados, etc., que sí podrán ser considerados subvencionables, aun cuando hubieran sido facturados con anterioridad.
  • Las actuaciones objeto de ayuda deben justificar una reducción del consumo de energía final de un 10 % con respecto a su situación de partida. Para el cálculo del ahorro de energía final y la elegibilidad de las actuaciones será de aplicación la Recomendación (UE) 2019/1658 de la Comisión de 25 de septiembre de 2019
  • Las actuaciones objeto de ayuda deben mejorar la calificación energética total del edificio en, al menos, una letra medida en la escala de emisiones de dióxido de carbono (kg CO2 /m² año), con respecto a la calificación energética inicial del edificio. 
  • No serán actuaciones subvencionables las siguientes: 

a) Las realizadas en edificios construidos en el año 2007 o posterior, lo que se justificará mediante consulta descriptiva y gráfica del dato catastral del bien inmueble. 

b) Intervenciones en edificios existentes que supongan una ampliación, en los que se incremente la superficie o volumen construido. 

c) Intervenciones en edificios existentes que conlleven un cambio de uso del edificio.

  • La cuantía de la ayuda será la suma de la Ayuda Base y de la Ayuda Adicional que pudiera corresponder, en cada caso, en función del cumplimiento de los criterios que se indican en el apartado 4 del artículo. 
  • La cuantía de la Ayuda Base será diferente si las actuaciones se realizan bajo la Opción A y/o la Opción B, tal como se establece en el artículo 3.3 de la presente convocatoria, se determinará según los porcentajes de la tabla siguiente y su cálculo se realizará siguiendo el procedimiento que figura en el anexo para cada una de las tipologías de actuación:

Opción A, de incentivos destinados a intervenciones en edificios completos existentes,

Opción B, de incentivos destinados a intervenciones sobre una o varias viviendas o locales del mismo edificio, consideradas individualmente o como partes de un edificio existente,

% Adicional:

OPCIÓN A

OPCIÓN B

  • La Ayuda Adicional se graduará en función de los criterios, social, eficiencia energética y actuación integrada, según se definen a continuación:

a) Criterio social (SOLO VIVIENDAS)

b) Eficiencia energética: Tendrán derecho a una ayuda adicional por mejora de la eficiencia energética, según la graduación del anexo, aquellas actuaciones que eleven la calificación energética del edificio para obtener una clase energética «A» o «B», en la escala de CO2, o bien, incrementen en dos letras la calificación energética de partida, según procedimiento establecido en el Real decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

c) Actuación integrada: Tendrán derecho a ayuda adicional por actuación integrada, los siguientes casos:

1.º Los edificios de uso para vivienda.

2.º Los edificios de otros usos, diferentes a vivienda, que realicen, simultáneamente la combinación de dos o más tipologías de actuación de las definidas en el anexo, siendo obligatoriamente una de ellas sobre la envolvente térmica (tipología 1) que suponga una disminución mínima de la demanda global en calefacción y refrigeración del 30%, combinada con otra actuación sobre la instalación térmica de la tipología 2 (subtipologías 2.2 a 2.4) que suponga, al menos, la sustitución del 60 % de la potencia de generación térmica existente. En el caso de que se realice una instalación solar térmica (subtipología 2.1) la condición será que cubra al menos el 30 % la demanda de energía para agua caliente sanitaria y/o climatización de piscinas, calculada conforme se establece en el Código Técnico de la Edificación en el caso de la tipología S1 o el 30 % de la demanda de calefacción y/o refrigeración en el caso de las tipologías S2 y S3.

3.º Los edificios de otros usos, diferentes a vivienda, que realicen, simultáneamente la combinación de dos o más tipologías de actuación de las definidas en el anexo, siendo obligatoriamente una de ellas sobre la envolvente térmica (tipología 1) que suponga una disminución mínima de la demanda global en calefacción y refrigeración del 30 %, combinada con otra actuación de la tipología 3 (iluminación interior) que suponga una renovación de más de un 25 % de la superficie de iluminación que cumpla con la exigencia básica HE-3 del Código Técnico de la Edificación.

4.º En los tres casos anteriores, una de las tipologías de actuación (2 o 3) podrá ser sustituida por la realización de una instalación solar fotovoltaica o de otra tecnología renovable de generación eléctrica, con o sin acumulación, destinada al autoconsumo del edificio cuando su potencia instalada sea como mínimo del 10 % de la potencia eléctrica contratada. La instalación fotovoltaica no tendrá la consideración de coste elegible.

Por otro lado, se consideran costes elegibles aquellos que sean necesarios para conseguir los objetivos energéticos de este Programa, y que se indican en el Anexo de la convocatoria de ayudas para cada una de las tipologías de actuación anteriores, y los que se relacionan a continuación:

  1. Los honorarios profesionales satisfechos para la elaboración, por el técnico competente, del certificado de eficiencia energética previsto en el Real Decreto 235/2013.
  2. Los costes de gestión de solicitud de la ayuda.
  3. Los costes de la redacción de los proyectos técnicos.
  4. Los costes de la dirección facultativa de las actuaciones.
  5. Los costes de ejecución de las obras y/o instalaciones.
  6. La inversión en equipos y materiales efectuada.
  7. Los costes de redacción de informes y demás documentación requerida para la solicitud y justificación de estas ayudas.
  8. Los costes de gestión de la justificación de la realización de las actuaciones.
  9. El informe del auditor sobre la cuenta justificativa.
  10. El informe que acredite la adecuada realización de las actuaciones objeto del ayuda emitido por un organismo de control o entidad de control.
  11. Otras partidas necesarias (auxiliares o no) específicas de cada tipología de actuación.
  12. No se consideran costes elegibles licencias, tasas, impuestos o tributos. No obstante, el IVA podrá ser considerado elegible siempre y cuando no pueda ser susceptible de recuperación o compensación total o parcial.
  • Plazo de presentación de solicitudes

El plazo de presentación de solicitudes a este programa de ayudas se iniciará el día 17 de diciembre de 2020 y finalizará el 31 de julio de 2021, plazo a partir del cual no serán admitidas más solicitudes

  • Documentación que debe acompañar a la solicitud, la cual deberá igualmente presentarse utilizando los mismos medios utilizados para la presentación de la solicitud:

a) Proyecto o memoria técnica, en el caso de que no se requiera proyecto, donde se describan adecuadamente las actuaciones a realizar y la situación de partida, suscrita por técnico competente o instalador, en su caso. En el proyecto o memoria técnica se justificará el cumplimiento de las exigencias básicas del Documento Básico de Ahorro de Energía DB-HE del Código Técnico de la Edificación que sea de aplicación a la tipología para la que se solicita ayuda. Para el caso de la Opción A, el proyecto o memoria técnica presentada incluirá descripción de los apartados descritos en este modelo de memoria técnica, disponible en la página web de IVACE. Para el caso de la Opción B, será necesario presentar una memoria técnica según modelo disponible en la página web de IVACE, de acuerdo con la actuación a realizar.

b) Presupuesto de la empresa o empresas que realizarán la ejecución de las actuaciones, suficientemente desglosado, de fecha posterior al 7 de agosto 2020.

  • Obligatorio presentar: 

Certificado de eficiencia energética del edificio existente en su estado actual, con el contenido que establece el artículo 6 del Procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios del Real decreto 235/2013, de 5 de abril, firmado por técnico competente, emitido por el registro de IVACE (http://gcee.aven.es) y que incluye el código justificativo de registro

Certificado de eficiencia energética del edificio alcanzado tras la reforma propuesta para la que se solicita ayuda, según en el Real decreto 235/2013, de 5 de abril, demostrando que el proyecto que solicita ayuda permite dar un salto en, al menos, (1) una letra medida en la escala de emisiones de dióxido de carbono (kg CO2/m² año), con respecto a la calificación energética inicial del edificio, exclusivamente con las medidas para las que solicita ayuda. El certificado estará firmado por técnico competente, no siendo necesario que este certificado de eficiencia energética esté registrado en el registro de IVACE (http://gcee.aven. es). En el caso de que el edificio sea de los comprendidos en el artículo3.6.b memoria justificativa de alcanzar, al menos, un veinte por ciento de ahorro de energía final con las actuaciones propuestas.

  • Memoria de actuación justificativa del cumplimiento de las condiciones impuestas en la concesión de la subvención, conforme a lo exigido en la convocatoria, con indicación de las actividades realizadas y de los resultados obtenidos. Asimismo, la memoria incluirá fotografías de las actuaciones realizadas: fotografías de la situación del edificio después de las actuaciones, y en su caso, de los equipos e instalaciones principales finales objeto de la ayuda. Esta memoria será realizada y suscrita por un técnico titulado competente autor del proyecto o de dirección de la ejecución de la actuación, indicando así mismo la fecha de conclusión de las actuaciones.
  • Para la Opción A y siempre que la ayuda concedida sea superior 50.000 €, informe que acredite la adecuada realización de las actuaciones objeto de la ayuda concedida de acuerdo con la documentación

presentada en la solicitud de la ayuda, emitido por organismo de control o entidad de control que cumpla los requisitos técnicos establecidos en el Real decreto 410/2010, de 31 de marzo, por el que se desarrollan los requisitos exigibles a las entidades de control de calidad de la edificación y a los laboratorios de ensayos para el control de calidad de la edificación, para el ejercicio de su actividad o por entidad de control habilitada para el campo reglamentario de las instalaciones térmicas reguladas por la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria y el Real decreto 2200/1995, de 28 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de la infraestructura para la calidad y la seguridad industrial, en la especialidad o especialidades que mejor se adecuen a la naturaleza de la actuación.

Este enlace lleva directamente al texto completo para realizar cualquier consulta ampliada.

http://www.dogv.gva.es/es/resultat-dogv?signatura=2020/10707&L=1
penalización por energia capacitiva 2

“Aviso a Navegantes”. A partir de abril se ratifica la penalización por energia capacitiva.

Ratificación y modificación de la fecha de entrada en vigor


Tal como anunciamos en un anterior post de nuestro blog el 24 de enero del 2020 la CNMC publicó la aprobación de la circular 3/2020 que aprueba la nueva metodología de cálculo en los peajes de transporte y distribución de la electricidad. En ella se determina cómo va a cambiar la manera de facturar las potencias contratadas y los términos de energía o consumo. SERNOVEN envió un comunicado a todos sus clientes explicando cómo podría afectar negativamente si no se optimizaban las potencias antes de la aplicación de la normativa, prevista para abril del presente año, debido al retraso sufrido por la pandemia. En algunos casos se podría superar el 905 de sobrecoste en potencia, si no se actuaba con tiempo. En aquellos casos en los que la potencia no esté optimizada (no es el caso de ninguno de nuestros clientes), el sobrecoste podría superar el 200% si no se actuaba con anticipación. Explicamos que es necesario realizar un reajuste para evitar el sobrecoste y para ello, es indispensable tener lecturas de contador a nivel cuarto-horario, sobre todo para las tarifas actualmente denominadas 3.0A con potencia contratada superior a 50 KW y 3.1A con potencia contratada hasta 450 kW, que es en estas dos tarifas donde mayor impacto económico va a tener. En esta circular también se anuncia la posible penalización por inyección de energía capacitiva en la red. 

El 29 de julio de 2020 se publicó en el BOE la Circular 7/2020 de la Comisión Nacional de los Mercados, que ratifica la futura aplicación de las nuevas penalizaciones por exceso de inyección de energía capacitiva a la red, en todo el nuevo periodo tarifario 6 y para todos los consumidores conectados a una tensión superior de 1 kV, de acuerdo a lo determinado por la anterior Circular 3/2020.

Se pospone 5 meses su entrada en vigor, que ahora tendrá lugar a partir del 1 de abril de 2021. La situación provocada por la pandemia de COVID 19 y la prioridad en garantizar la continuidad del suministro eléctrico, no ha permitido a las compañías eléctricas acometer de manera efectiva las modificaciones requeridas para adaptar sus sistemas de medida y facturación a los nuevos peajes de transporte y distribución de la energía eléctrica, por lo que se demora su aplicación para permitir implementar modificaciones.

Facilitamos a continuación el enlace a Circutor, empresa nacional fabricante de componente eléctricos y material para medición y eficiencia energética, donde se explica la situación: https://bit.ly/2M4pNsZ La solución para evitar las penalizaciones existe, SERNOVEN ya la está implementando a sus clientes. 

Ajuste de potencia con cambio de tarifa: un hito mas en la optimización energética continua

El HOTEL CAP NEGRET desde el inicio de su andadura ha tenido un contrato de suministro eléctrico en MEDIA Tensión con una tarifa de 3 periodos 3.1A, limitado por el Boletín Eléctrico original a 260kW.

SERNOVEN, su Ingeniería Energética, desde el primer año de Servicio y una vez monitorizados los consumos eléctricos del Hotel Cap Negret concluyó, tras un análisis de la realidad de consumo (kWh) y de todos los registros de potencia eléctrica con base cuarto-horaria, que existía un ahorro importante si se modificaba la tarifa actual, pasando de 3 a 6 periodos, es decir, de una 3.1A a una 6.1A. Este es un hito importante ya que la DISTRIBUIDORA suele poner muchas trabas administrativas que ralentizan mucho el proceso. Para la concesión del mismo, se inició el procedimiento establecido por Iberdrola DISTRIBUCIÓN, la DISTRIBUIDORA del punto de suministro afectado, el cual exige la apertura de un expediente para recibir la Carta de Condiciones Técnico-económicas que la DISTRIBUIDORA propone, donde se indica y detalla lo necesario para presentar. En este caso:

  • el Acta de Puesta en Marcha de actual Centro de Transformación
  • un nuevo Boletín Eléctrico
  • adecuación de la instalación de enlace (nuevos transformadores de medida de intensidad)
  • nuevo contrato de suministro para la nueva potencia máxima (451kW).

Dada la complejidad de la gestión y por tratarse de una instalación eléctrica con muchos años de antigüedad, SERNOVEN acompañó y representó al CLIENTE en cada una de las reuniones con los técnicos de la Distribuidora, coordinó los trabajos de los instaladores que ejecutaron las modificaciones necesarias. Ello era necesario para validar el nuevo Boletín Eléctrico y presentar el Anexo al Proyecto Eléctrico original en Industria. Se instalaron los nuevos transformadores de medida de intensidad y se gestionó la obtención en Industria de la copia de Puesta en Marcha el Centro de Transformación. Por último se negoció en nombre del CLIENTE con las comercializadoras el nuevo contrato de suministro con las nuevas potencias a contratar ya optimizadas. Para todo ello, se tuvieron en cuenta las mejoras energéticas realizadas en la instalación por SERNOVEN durante los últimos 2 años y la planta de autoconsumo de 100kWp que previamente se había puesto en marcha en el parking del Hotel, asesorado el Cliente en este proyecto también por SERNOVEN, en enero del 2020.

El cambio de 3.1A a 6.1A, activado finalmente el 11/09/20, producirá un ahorro entre 20.000-25.000€/año+IVA, después de casi 3 años que han estado pagando demás debido a la lentitud del sistema. Pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Sector industrial

El sector industrial, sobrecostes en potencia contratada generalizados

Las industrias requieren de un sistema eléctrico tarifario que se ajuste de manera adecuada al servicio que se esté desempeñando en sus espacios de trabajo. En ocasiones, sin embargo, los sobrecostes en facturas eléctricas a los que se tienen que enfrentar estas empresas suele ser mayor del esperado, debido a que no se ha contratado de forma correcta la potencia eléctrica o porque la tarifa elegida no está optimizada para el consumo real.

Según el balance que ha realizado el Instituto Nacional de Estadística (INE), en relación al consumo energético en la industria española, se puede extraer como conclusión que éste representa un gasto cada vez más significativo en las empresas, sin importar el sector al que nos refiramos. Esto se debe a que el precio de la electricidad pen España no ha dejado de crecer, duplicándose prácticamente del 2005-2019.

El consumo de electricidad de las empresas, de acuerdo con los datos del IDAE, corresponde con más del 65% del consumo eléctrico total. Su importancia, por lo tanto, es vital y por ello se recomienda tener muy en cuenta este coste en el momento de adquirir una nave o comercio para desempeñar una actividad profesional.

Entre las que más porcentaje de suministro gastan, se encuentran la industria metalúrgica a la cabeza, seguido de las empresas del sector alimentario. La medalla de bronce se la lleva el sector químico y farmacéutico. Todas estas empresas podrían ser capaces de regular y moderar su consumo a través de sistemas de gestión energética, reducir sus gastos optimizando la tarifa eléctrica y por supuesto, como ya hemos mencionado en numerosas ocasiones, el valor de la potencia eléctrica contratada para evitar sobrecostes innecesarios.

El ahorro en costes eléctricos por optimización de la potencia eléctrica contratada

En tal caso, la desviación sobre el valor óptimo de la potencia eléctrica contratada en una empresa supone un factor de riesgo en el incremento del coste de la factura eléctrica y cada vez son más empresas que han experimentado un ahorro porcentual en los recibos gracias una pequeña acción como la de ajustarla a las necesidades reales que presenta cada empresa, en función del tipo de tarifa contratada y la demanda horaria de consumo eléctrico de la misma.

La optimización de la potencia eléctrica contratada proporciona ahorros inmediatos sobre la factura eléctrica. En el sector doméstico (<10kW contratados), el cambio se realiza mediante una llamada a la empresa comercializadora de luz, y su coste, en caso de bajada, ronda los 11€. En el momento en el que se activa esta bajada, el usuario puede ahorrar hasta 60€/año por cada kW que reduzca. Para contratos de >15kW de potencia contratada, el cambio puede conllevar adicionalmente gestiones técnicas, además de las administrativas, pero el ahorro en estos casos puede alcanzar varios miles de euros.

Las tarifas eléctricas en las industrias

Se recomienda que antes de seleccionar una determinada tarifa, ya sea por su precio inicial o porque se considera la más adecuada, se consulte a un experto para evitar posibles pérdidas por una mala elección . Los técnicos realizan un estudio energético previo para, a continuación, proponer la opción que mejor se adapta a la realidad o tipología de consumo eléctrico.

Las tarifas de electricidad donde el maxímetro es el valor de referencia suponen un método eficaz para paliar las carencias, ya que sirven para controlar la potencia máxima que se requiere durante un periodo determinado de la actividad que se está desempeñando. Una de las ventajas de este equipo es que proporciona al consumidor la información necesaria para poder optimizar el valor de la potencia eléctrica contratada.

En la actualidad, que una empresa se comprometa al ahorro de energía implica que también se preocupa por el medioambiente, puesto que contribuye, mediante una instalación eficiente, a mitigar los efectos contaminantes que se derivan de un mal uso o sobreexplotación en los recursos.

eficiencia energetica Sector-agroalimentario

Aspectos claves para ahorrar energía en el sector agroalimentario

El sector agroalimentario también puede presentar y aplicar medidas que contribuyan a un ahorro de energía. La industria de alimentación y bebidas se ha afianzado en los últimos años como el campo de mayor generación de empleo y producción en el país. Su favorable evolución durante los últimos años sitúa sus valores económicos por encima del 8% en exportaciones (datos del 2016). No obstante, el gasto eléctrico que generan sus plantas de trabajo puede llegar a causar verdaderas pérdidas monetarias.

Sea el trabajo que sea y la función que desempeñe, los usuarios tienen que buscar la eficiencia energética, esto es, ahorrar en consumo a través de la adquisición de dispositivos y aparatos electrónicos que generen suministro justo y necesario, sin causar pérdidas ni que operen por encima de sus posibilidades; y, por el otro, en consecuencia de los equipos que se disponen, reducir el importe a pagar en las facturas eléctricas del mes.

La eficiencia energética forma parte de una suma de medidas que han establecido las autoridades europeas para mitigar los efectos de la crisis climática irreversible que vive la actualidad a causa de la sobreexplotación de recursos como el petróleo, del cual se produce el  gas propano, entre otros gases licuados que se emplean para el consumo energético del hogar.

eficiencia energética

Recomendaciones para mejorar la eficiencia energética en las granjas

Una de las medidas más recurrentes para mejorar la eficiencia energética en este sector corresponde a la instalación de un buen aislamiento térmico que evite las pérdidas de energía innecesarias. De esta manera, se ahorra en calefacción, el sistema más caro de la factura eléctrica mensual, cuyo importe puede ascender al 50% del total del presupuesto del recibo.

El aislamiento atrapa por completo el calor y enfría las salas en épocas veraniegas. Esto se consigue fortaleciendo las ventanas con forros de aluminio o incorporando un segundo cristal. De este modo, no hay forma de que el aire del interior se escape, sino que se mantiene en el ambiente. Este sistema, además, contribuye al bienestar animal, un factor muy relevante a tener en cuenta que se debe garantizar para operar de manera óptima.

Otro consejo útil resuelve la necesidad de revisar la tarifa eléctrica contratada, con el objetivo de analizar y detectar acciones o sistemas que pueden estar ocasionando un importante desembolso innecesario. En este sentido, las compañías eléctricasdisponen de prestaciones especializadas para cada ocasión: desde naves de trabajo, viviendas, colegios. Sería cuestión de comparar ofertas y actualizar las tarifas para adaptarse a la revolución tecnológica.

Revisar la potencia eléctrica contratada podría contribuir a reducir de manera considerable la factura eléctrica, puesto que en ocasiones se encuentra por encima de nuestras posibilidades. También, mediante el cálculo de los diferentes aparatos que se conectan a la red eléctrica entre el dinero mensual que se paga en un recibo, también se puede determinar si es efectivo el tipo de tarifa que se dispone en el lugar de trabajo y, en caso negativo, orientarla o cambiarla hacia otra que promueva la sostenibilidad y se adapte de manera más eficiente a la labor diaria.

La iluminación supone otro de los problemas, sobre todo en el ámbito agroalimentario. Los operarios suelen trabajar en naves que se encuentran alejadas de las grandes ciudades, como áreas poligonales o en medio del rural. Esto provoca que se trate de lugares oscuros en los que apenas llega el contacto con la luz natural.

Por lo tanto, ya que las bombillas tienen que estar encendidas por horas, se recomienda el uso de la tecnología LED, de baja densidad, y cuya media oscila los 10 años, en comparación con las incandescentes. Su rendimiento puede reducir el 50% de la factura de luz, incluso más.