Entradas

Sernoven-autoconsumo-fotovoltaico

Autoconsumo fotovoltaico: cómo ahorrar en la empresa por la potencia contratada.

Muchos dirán que somos unos temerarios, pero creednos, sabemos de qué hablamos. Para empezar demos unas pinceladas para entender cómo funciona la factura eléctrica, la parte referida al término de potencia en España.

Tal y como está actualmente estructurada la factura eléctrica en España para potencias contratadas de más de 15kW, la potencia se tarifica según el periodo en que se consume. Hablamos de las famosas tarifas de 3 periodos o franjas horarias, 3.0A y 3.1A. Pues bien, lo que en realidad se factura en cada franja horaria depende del valor máximo de potencia según los registros mensuales del contador. Luego ese registro se compara con la potencia que figura en contrato y según eso se establece la potencia a facturar según unas sencillas fórmulas.

INSTALACIÓN DE UNA PLANTA DE AUTOCONSUMO FOTOVOLTAICO PARA PRODUCCIÓN PROPIA

Entendido esto, hablemos de lo que pasa cuando decidimos instalar una planta de autoconsumo fotovoltaico para producción propia. Las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico representan un ahorro potencial por la parte de consumo energético. Ahora hablamos del término de energía tal como se factura en España.

Al producir electricidad, ahorramos kWh en consumo. Sin embargo, y aquí está la clave del plus de ahorro, también podemos ahorrar una cantidad nada despreciable en el término de potencia (kW contratados o potencia contratada).

Hay que tener en cuenta que un solo día del mes de baja producción fotovoltaica por ejemplo porque salga nublado, puede echar por tierra cualquier ajuste a la baja, si este coincide con el día donde el registro de contador es máximo. Aún no existe experiencia en esto, pero nuestra apreciación al respecto en el autoconsumo fotovoltaico en empresas es que merece la pena intentarlo, sin obviar en qué zona tenemos nuestra producción; allí donde la producción diaria está casi garantizada en la mayor parte de los días del año, será más interesante.

Por otro lado, del mismo modo y para consumidores mayores, con tarifas de 6 franjas horarias, las llamadas 6.1A, la cosa cambia. Para determinar el coste del término de potencia se comparan todos los valores de potencia medidos cada cuarto de hora durante todo el mes y en cada franja horaria o periodo. Esto se compara con la potencia contratada y a través de unas fórmulas más complejas de calcula el importe a facturar. En periodos de baja producción para autoconsumo fotovoltaico, como por ejemplo, los días nublados de los que hablábamos, no se penaliza apenas en el coste final lo cual permite un ajuste de la potencia contratada que derivará con total seguridad en un ahorro mayor y una consiguiente reducción del plazo de amortización del proyecto de autoconsumo fotovoltaico.

CASO REAL

Y para muestra un botón, en la gráfica adjunta se observa para el 20/06/19, en un CLIENTE real, las siguientes curvas de potencias cuarto-horarias:

– consumo actual de potencia de la red (naranja)

– producción fotovoltaica (100kWp, azul)

– demanda de no haber existo la planta fotovoltaica (gris).

Se aprecia claramente como en las horas de máxima demanda energética, es decir, de 12:00 a 17:00, la planta  de producción fotovoltaica permite reducir los valores de potencia cuarto-horaria demanda de 60-70kW a 10-20kW con el ahorro que ello permite. Es decir, reducimos la potencia contratada.

El ahorro adicional en este CLIENTE previsto por el ajuste de potencia y confirmados los resultados los 3 primeros meses, permitirá un ahorro anual adicional de 7.000€/año, lo que reducirá la amortización de la inversión 2 años, dejándola en finalmente 6-7años.

SERNOVEN dispone de experiencia demostrable y casos de éxito en el análisis previo de la potencia óptima con autoconsumo, tramitación, seguimiento y verificación de ahorros obtenido mediante monitorización adaptada para el registro de valores de potencia de la planta en tiempo real y con ello la reducción del plazo amortización de la inversión en una planta de autoconsumo.

Sernoven-ahorro-energético-eficiencia-energetica-valencia

¿Sabías que tu empresa podría ahorrar hasta el 35 % de energía con un plan de eficiencia energética? En Sernoven te asesoramos desde nuestra sede en Valencia.

Hoy en día cualquier empresa media que se precie apuesta por la Eficiencia Energética y el ahorro de costes energéticos, invirtiendo en cambios de iluminación, migrando a sistemas e instalaciones más eficientes cuando haya que renovarlas, invierte en autoconsumo fotovoltaico e incluso alguna llega a elaborar un Plan de Eficiencia Energética. Pero aún estamos lejos de conseguir los valores óptimos y en SERNOVEN, lo vemos cada día.

Para ello damos algunas pautas a tener en cuenta a la hora de plantear la mejor estrategia de ahorro. Para empezar es más eficaz una estrategia cuando se cuenta con una empresa experta en la materia. La consultoría de detalle, entendida como la que pormenoriza y personaliza los aspectos más importantes es aquella que profundiza más en el análisis de cada instalación y detecta posibles mejoras empezando por aquellas que no impliquen una inversión muy grande y va en progresión ascendente persiguiendo la optimización. Cada estrategia debe ser elaborada teniendo en cuenta la situación económica del cliente, el estado de las instalaciones y la región donde se ubican estas. Un plan de eficiencia energética que pretenda ser exitoso, debe adaptarse e ir condicionado a esos 3 factores.

El cliente que no pueda realizar grandes cambios debe empezar por los pequeños. A menudo las instalaciones presentan deficiencias en su diseño original y, por lo tanto, pequeñas modificaciones aplicadas en este pueden aportar grandes resultados proporcionalmente a la inversión que conllevan, con ratios de retorno inferiores a un año. Por otro lado, los elementos más deteriorados en las instalaciones de cierta edad, son más susceptibles de sustitución. En este sentido es importante que la decisión de sustituir equipos contemple ya una mejora de la eficiencia, no solo en la parte de la maquinaria que vaya a ser sustituida, algo que los fabricantes ya tienen en cuenta, sino también en el propio diseño, pues como apuntábamos anteriormente, estas pequeñas mejoras pueden aportar un ahorro considerable. Por último, la ubicación de las instalaciones a nivel geográfico hace considerar que un plan de eficiencia en Valencia será muy distinto a uno en Santander, debido a la diferencia climática entre las dos provincias que lógicamente afecta al rendimiento de las instalaciones y condiciona las necesidades y prioridades.

El ahorro energético de la empresa deviene del conjunto de medidas tomadas para conseguir el mismo fin, es el conjunto de estas medidas el que consigue los resultados óptimos y da sentido al plan.

Volviendo a la cuestión de la ubicación y a modo de ejemplo podemos decir que el ahorro energético de una empresa en Valencia dependerá más de las medidas que se tomen en verano y en Teruel, de aquellas que se tomen para el invierno pues la diferencia de temperatura con el exterior en verano es más alta en Valencia y en invierno en Teruel por lo tanto el consumo para conseguir las temperaturas de confort será mayor y cualquier medida de mejora de la eficiencia será más notable.

La conclusión de todo ello es que cada empresa es independiente, habrá aspectos comunes al sector, otros a la ubicación y otros a la edad de las instalaciones, pero la combinación de todo ello abre muchas opciones y hace que la necesidad de pormenorizar el análisis y personalizar cada plan sea tan obvia como básica.  

Déjate asesorar por nuestros profesionales en eficiencia energética en Valencia y empieza a ahorrar. Contacta con nosotros y solicita presupuesto sin compromiso.