GIMNASIOS energéticos, estar en forma sin malgastar energía

El potencial de ahorro en energía en gimnasios y spas es considerable. No obstante, la mayoría desconoce la totalidad y por ello no lo suele aprovechar al completo. Cada mes se pierde mucho dinero efectivo por no usar la energía de forma eficiente. Con algunas medidas básicas se consiguen ahorros en consumo y gasto de hasta el 15%. ¿Pero cómo reconocer y aprovechar bien estos potenciales y convertirse en gimnasios energéticos? ¿Cómo podemos mejorar la eficiencia energética de nuestros gimnasios y con ella también el resultado financiero de los mismos?

Hay muchas razones por las que un gimnasio debería apostar por la revisión y corrección energética. Los aspectos de motivación para los clientes varían entre consciencia para la protección del medioambiente, lo cual implica siempre una mejora de imagen entre los usuarios, y tener en cuenta las constantes subidas de precios en energía y consumo.

Desde el cambio del milenio se manifestó una explosión de precios en el sector de la energía. Los gastos elevados en energía afectan a todos, incluyendo a los centros deportivos. Pero son ellos los primeros en poder aprovecharse de las medidas dadas sus características especiales en comparación con otros sectores:

Largos horarios de apertura (12 horas y más al día), muchas fuentes de luz por el tipo de estructura de los edificios y una relación poco favorable entre la superficie de ventanas y la total, sistemas de aire sin intercambiadores de calor, duchas en los vestuarios, saunas en la zona del spa, solariums, aparatos de gimnasia con un consumo de energía considerable (ej. cintas de correr), enfriamiento ineficiente en la zona del bar etc., por solo nombrar unos cuantos.

Los datos hablan por sí solos: cada nueve de diez no son gimnasios energéticos ya que no optimizan todas sus posibilidades de ahorro energético. Ciertas medidas pueden conseguir reducciones de costes de hasta un 50% del consumo referido a los sistemas sobre los que se actúan, lo cual en balance anual se puede traducir en cuantiosas reducciones y mejora de resultados. En un gimnasio de una superficie X (1.300 m2) con solo un (30%) de ahorro de energía se reducen los costes energéticos en 10.000€. A continuación se propone una lista de los elementos consumidores de energía principales y el porcentaje de ahorro potencial por cada uno:

  • iluminación (70%),
  • cogeneración (40%),
  • configuración de los sistemas de control (35%),
  • recuperación de calor (25%),
  • gestión de la energía/control de la eficiencia energética (20%),
  • aparatos de ventilación y aire acondicionado (20%).

SERNOVEN ofrece soluciones en todas las áreas de la eficiencia energética. Aunque asesoramos a empresas de cualquier sector, contamos con amplia experiencia en gimnasios energéticos y el sector del ocio en general. Las medidas propuestas para cada empresa se suelen amortizar en poco tiempo. ¡La mayoría de las medidas cuentan con periodos de amortización de 2 años y en algunos casos se consigue ahorro sin inversión! Nuestro objetivo es empezar por el ahorro de impacto inmediato.

Caso de éxito ACTIVA CLUB