Comercializadoras energéticas – un negocio financiero

El negocio de las comercializadoras energéticas está en gran medida basado en financiar la compra de energía al mejor precio en un mercado libre. Pero como todos los negocios, este tiene también sus peculiaridades. SERNOVEN, nos explica lo que tenemos que saber y tener en cuenta.

En los últimos años la evolución en el negocio de la energía ha hecho salir al mercado un gran número de comercializadoras nuevas con precios y ofertas muy variadas. No todas las comercializadoras trabajan de la misma manera y con los mismos resultados para el cliente final. La inundación del mercado con ofertas dificulta la orientación en el cliente, lo que le lleva a  ello se suele fijar en el precio. Pero unos precios excesivamente bajos pueden causar algunas incomodidades a la larga. No sería la primera vez que un cliente recibe una amenaza de corte de luz, por haber contratado el suministro con la comercializadora equivocada.

¿Cómo elegir la comercializadora adecuada?

Hay que saber con quién se contrata la energía. Actualmente existen más de 600 comercializadoras, entre ellas muchas nuevas o desconocidas. Un cambio de comercializadora muchas veces conlleva un pequeño ahorro en la factura energética, lo cual ya no es nada nuevo. Pero la gran variedad de ofertas y tarifas lo hace casi imposible para el cliente a la hora de escoger la mejor opción.

Un asesor energético de confianza puede ayudar no solo a escoger la oferta adecuada, sino también a revisar los precios, lo que es especialmente interesante al final del período del contrato o en el caso de dudas sobre facturas abultadas o costes ocultos.

Para elegir bien a su asesor energético, hay que asegurarse de que éste pueda aportar referencias, 3-4 años de experiencia y que no trabaje con una sola marca, ni tampoco todas las marcas, ya que en ambos casos dan motivos de desconfianza: una marca supone estar supeditado a unos precios y no poder jugar con mejores alternativas; quien dice que trabaja con todas las comercializadoras, miente en un 99%, ya que hay demasiadas. En general, el asesor que trabaje adecuadamente, no necesitará más de 5 o 6 marcas de comercializadoras para poder garantizar un buen trabajo.

Comercializadoras fiables

Es necesario elegir comercializadoras fiables en cuanto a precios pero también en servicios. Aconsejamos a los clientes que eviten cambios de comercializadora si no es necesario. Si el cliente está contento con su comercializadora que no la cambie. El precio no tiene necesariamente que ser el más barato, más allá de la dificultad que entraña muchas veces comprobar eso; basta con que sea competitivo. Si es el caso, no hace falta ningún cambio pero es necesario hacer comparativos para evitar una subida de precio que se puede dar a la hora de renovar el contrato.

Revisar la optimización de potencia

Un asesor técnico conoce bien las instalaciones de sus clientes, da importancia a la revisión permanente de los costes de potencia y la ajusta periódica y correctamente con previsión. Por el contrario, es costumbre en las “contrataciones rápidas” basarse en la lectura de contador que refleje los maxímetros sin tener en cuenta la realidad de la instalación.

A parte de la posible falta de visión de dicha realidad sobre cada cliente en particular, a las comercializadoras les suele interesar que los clientes tengan la potencia ajustada. Pero un ajuste mal hecho, es decir solo basado en la lectura puede conllevar para el cliente sobre costes significativos. Algunos pueden llegar hasta un 20% en el coste de la potencia.